01
NOV
2020

Solemnidad de todos los Santos



CRUZ CAMPOS MARISCAL

¡¡¡¡FELIZ DIA DE TODOS LOS SANTOS!!!! Mateo 5, 1-12ª

Las bienaventuranzas es un texto precioso y desconcertante al mismo tiempo. No coinciden en nada con el modelo de persona feliz que la mayoría de las personas imaginamos. Pero sí coinciden con el modelo de Jesús; en realidad son un retrato de Jesús y su proyecto de Reinado de Dios. Sobre todo, son buena noticia para los pobres, los mansos, los sufridos, etc… porque Dios está de su parte: de ellos es el Reino de Dios, ya en esta vida y mucho más cuando esta vida acabe.

¿Cuál es nuestro perfil de persona feliz? Adulto, con un buen trabajo o negocio que le garantiza vivir con cierta holgura económica, reconocido socialmente, respetado porque sabe defender bien sus asuntos, casado con una mujer honrada y trabajadora (o un hombre honrado y trabajador en el caso de las mujeres), con hijos bien educados y que no dan quebraderos de cabeza, con amigos respetables y de buen nombre, e incluso observante de la religión en general.

Pero Jesús no dice “dichosos los honrados y trabajadores”, ni dice “dichosos los justos y piadosos” porque Dios los va a premiar, ni “dichosos los que han conseguido labrarse un nombre respetable” porque cuentan con la bendición de Dios. Tampoco llama dichosos a los que no se meten en líos y dicen que “cada uno en su casa y Dios en la de todos”.

Jesús llama bienaventurados a los pobres, a los sufridos, a los lloran, a los que tienen hambre y sed de justicia, etc.; pero no por el hecho de ser pobres o por sufrir o por llorar, sino porque Dios está de su parte y los acoge en su Reino y quiere ser para ellos seguridad, esperanza y consuelo. Dios está con ellos y ellos va a estar con Dios ya en su vida y para siempre.

Jesús llama dichosos a los que tienen hambre y sed de justicia, a los misericordiosos, a los limpios de corazón, a los que trabajan por la paz y a los que son perseguidos por ser justos porque recibirán como premio lo que han hecho el sentido de su vida. En definitiva, el Reinado de Dios cuenta con ellos y lo van a disfrutar ellos.

Las bienaventuranzas, no son normas de conducta que hay que cumplir, sino puertas de acceso al Reinado de Dios, actitudes en las que Dios está especialmente presente en la vida de las personas acompañando, apoyando y dando acceso a su Reino.

Y tampoco conviene olvidar que el modelo de persona feliz que decíamos al principio acaba con la muerte, pero el modelo que vemos reflejado en Jesús, pasa por la muerte, pero una vez resucitado vive para siempre.

¡¡¡¡FELIZ DIA DE TODOS LOS SANTOS!!!!


Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared