01
MAY
2021

5º Domingo de Pascua



Celebramos hoy el quinto domingo de Pascua; de este tiempo de gracia y de gozo que reaviva nuestra fe, acrecienta nuestra esperanza y nos profundiza en el amor: Jesús está con nosotros y una corriente de vida circula de Él, la vid verdadera, hacia nosotros, los sarmientos.

En la primera lectura se nos presenta la situación de las primeras comunidades cristianas cuando Pablo visitó Jerusalén; si por un lado convivían en paz y se construían nuevas comunidades, por otro, los antiguos creyentes rehuían acoger a los nuevos convertidos.

La segunda lectura nos invita a acoger con verdadero interés la exhortación del apóstol Juan a vivir una vida de amor real y práctico, porque éste es el mandamiento del Señor, y cumplirlo es tener la paz verdadera.

Escuchemos, en la proclamación del santo Evangelio, a Jesús que nos manifiesta la necesidad de estar realmente unidos a Él, como los sarmientos están unidos a la vid, si queremos dar buenos frutos.

Jesús, en la imagen de la vid nos presenta la Iglesia, de la que Él es la cepa y nosotros los sarmientos que debemos formar una sola cosa con Él, ya que si nos separamos de Cristo perderemos la vida de la gracia, lo que verdaderamente significa la muerte espiritual. Cristo es la fuente y origen de todo apostolado, por eso, de nuestra unión vital con Él depende la fecundidad de nuestro apostolado.


Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared