25
JUL
2021

Solemnidad del Apóstol Santiago



Cruz Campos Mariscal

 

Celebramos hoy la solemnidad del Apóstol Santiago, patrono de España. Testigo de la vida, muerte y resurrección de Jesús, el Señor. Un apóstol tan “humano” (ambicioso de poder y de gloria) como nosotros, pero superó esa ambición y siguió e imitó a Cristo hasta el final: dar la vida por Cristo y como Cristo.

 

En un primer momento el evangelio nos lo presenta como cualquier persona, deseoso de ser importante y tener poder. Es su madre la que lo expresa: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda». Piensan que el reino de Dios se va a establecer aquí como cualquier otro reinado y ambicionan lo que todo el mundo: honor y poder. Subir en el escalafón social, “hacer carrera”, ser importante y poderoso.

 

Jesús les aclara que se trata de todo lo contrario: lo que espera a sus discípulos no es poder, sino sufrimiento (“beber el cáliz que él ha de beber”). Y que, en todo caso, llegar a los puestos de máximo poder no está en su mano concederlo.

 

Los otros apóstoles “se indignaron” porque también ellos aspiran sobre todo a ser importantes y tener poder… Y Jesús lo aclara todo en dos tiempos:

 

1. Sus discípulos no tienen que ser como los jefes de este mundo, que tiranizan y oprimen a la gente. O sea, en la Iglesia de Jesús, nada de estar por encima de los otros, someterlos o enseñorearse sobre ellos. Ni el carrerismo, ni los títulos rimbombantes, ni pelearse por tener más poder o más honores.

 

2. La verdadera grandeza de las personas está en el servicio, en la entrega a los demás, en ser “esclavos unos de otros por amor” (dirá San Pablo). Y ¿por qué este cambio absoluto de valores? Porque el mismo Cristo no ha venido a ser servido, sino a servir y dar la vida por todos.

 

Así de claro y contundente, reverendos, reverendísimos, excelentísimos y reverendísimos señores… En la Iglesia de Jesús, sobran honores y dignidades al modo mundano. Y en la vida de todos sigue valiendo el mismo criterio: la dignidad y grandeza de las personas es proporcional al servicio. Vale quien sirve.

Jesús dio su vida por todos. Santiago lo imitó fielmente. En cristiano servir es reinar.

 

¡¡¡¡FELIZ DÍA DE SANTIAGO APÓSTOL!!!!


Aviso Legal - RGPD

Página web desarrollada con el sistema de Ecclesiared